En las últimas décadas, resulta evidente el abandono paulatino de los modelos de desarrollo de aplicaciones basadas en arquitecturas cliente/servidor. Que estos, además, han sido sobrepasados por las expectativas y ventajas generadas de las arquitecturas distribuidas.

Paralelamente, desarrollar aplicaciones utilizando arquitecturas, capas y servicios distribuidos se ha convertido en un método habitual en muchas organizaciones. Esto es debido a multitud de factores, como por ejemplo, al crecimiento sufrido a nivel de conectividad global; el uso de aplicaciones, servicios web y móviles o el abaratamiento y disponibilidad de recursos TIC.

Aunque, sobretodo, la razón principal ha sido la evolución sufrida por las plataformas, frameworks y entornos de desarrollo y ejecución de aplicaciones. En definitiva, lo que entendemos como Middleware.

¿Qué entendemos por “Middleware”?

Middleware es toda pieza de software que permite a las aplicaciones la utilización de los recursos y servicios del sistema. Su objetivo, pues, es poder construir con ellas las funcionalidades deseadas a los usuarios.

De la multitud de soluciones existentes, en Essi Projects nos centramos en el Middleware Open Source con Soporte Empresarial de Red Hat. Dicha tecnología está diseñada para dar soporte a las aplicaciones que cumplen con los estándares definidos en las diferentes versiones de Java Platform, Enterprise Edition (JavaEE). Este estándar incluye un amplio conjunto de especificaciones de servicios empresariales (APIs). Gracias a esto, las aplicaciones desarrolladas con ellas son portables entre diferentes plataformas, robustas, altamente escalables y disponibles.

A raíz de esto, JavaEE se ha convertido en un estándar ampliamente utilizado a nivel empresarial. A consecuencia de su alto nivel de madurez, se pueden diseñar y construir aplicaciones para cualquier nivel de concurrencia y requisitos de alta disponibilidad.

Por lo que hace a productos tecnológicos, en Essi Projects somos expertos en Red Hat OpenShift Application Runtimes (RHOAR) y Red Hat JBOSS Enterprise Application Platform.

En el panorama actual, donde los tiempos para lanzar nuevas y mejores aplicaciones es vital para las organizaciones, es cuando una solución de Middleware moderna y ágil adquiere gran protagonismo dentro de las estrategia de TI.

¿Qué características principales tiene el Middleware?

MINIMIZAR LA COMPLEJIDAD DE LAS APLICACIONES DISTRIBUIDAS

Debe proveer servicios empresariales, estables y escalables, a las aplicaciones que se ejecutan sobre él. Como por ejemplo, el acceso a bases de datos empresariales, servicios de autenticación y autorización, ejecución y consumo de webservices, gestión. Además también de la utilización de colas de mensajería empresariales, gestión multi-hilo de peticiones de usuarios, etc.

Esto proporciona un conjunto de servicios comunes que reduce al mínimo la duplicación de esfuerzos y mejora la colaboración entre aplicaciones.

APIs ESTÁNDARES Y ROBUSTAS

Un buen Middleware debe ofrecer sus servicios a las aplicaciones con unas interfaces de programación basados en APIs estándar. Es decir, que realmente independice “lo que puede hacer” el servicio (API) de los detalles internos exactos de “cómo se hace” (implementación). Sólo así se puede garantizar la independencia de las aplicaciones de una solución de Middleware concreta, evitando el indeseado “vendor lock-in”.

Además, el uso de API estándar para ofrecer los servicios proporciona una forma estable y segura de normalizar e intercambiar datos entre diferentes sistemas, aplicaciones y servicios.

INDEPENDENCIA DEL ENTORNO

Ofrecer características de nivel empresarial a las aplicaciones y servicios que se ejecuten sobre él, como son la gestión óptima de recursos disponibles (cpus, memoria, threads, conexiones, etc.), control de acceso y autorización, robustez y garantía de ejecución (transaccionalidad de operaciones), tolerancia a fallos, recuperación en caso de caídas inesperadas, contenerización/aislamiento de aplicaciones, etc.

Debe de ocultar la heterogeneidad de hardware, sistemas operativos y protocolos a las aplicaciones y sus desarrolladores. Esto es debido a que así puedan centrarse en lo importante: implementar ágil y eficientemente las funcionalidades deseadas y proporcionar la mejor experiencia de uso a sus usuarios.

SIMPLE, AUTOMATIZABLE Y ROBUSTO

Además, el Middleware de nivel empresarial debe estar diseñado y construido para permitir una administración, operativa, monitorización y automatización simple.

A su vez tiene que ser fácilmente integrable con otras soluciones de nivel empresarial con las que deberá cooperar en la infraestructura TIC (bases de datos, sistemas de autenticación, herramientas de monitorización, etc.).

Dado que en la solución de Middleware normalmente deben ejecutarse diferentes aplicaciones, para diferentes clientes, que a su vez necesitan de diferentes recursos para ejecutar correctamente su función, todo debe ejecutarse de forma coordinada, robusta y con un alto grado de fiabilidad.


Si estás interesado o interesada en conocer más acerca de las tecnologías de Middleware, te animamos a que nos contactes a través del formulario de la página de Solución de Middleware. 

¡Hasta pronto!

Sara Bardají
Marketing & Partnerships Manger de Essi Projects

¿QUIEN SOMOS?

Somos especialistas en DevOps Ecosystem y ayudamos a las empresas a revolucionar su infrastructura de servicios y aplicaciones para soportar su éxito.

A través de proyectos de consultoría, integración y formación técnica certificada, ofrecemos soluciones basadas en Open Hybrid Cloud Pass, Management & Automation, Monitoring & Performance, Middleware Solutions y Email & Collaboration.

POSTS RECIENTES

CATEGORÍAS

Etiquetas