En Junio del 2015 se anunció la Open Container Initiative, iniciativa creada por los principales promotores de la industria IT, que define el estándar de formatos en integración de contenedores. Red Hat, líder en la integración de SO Linux a nivel empresarial, es miembro fundador de la Open Container Initiative y, además de ser uno de los principales colaboradores de proyectos OpenSource orientados hacia contenedores. Por ello, y bajo la necesidad de fomentar los estándares de gestión de contenedores, Red Hat desarrolla su entorno de Platform as a Service, Red Hat OpenShift Container Platform. OpenShift nació con el propósito de tender puentes entre los equipos de desarrollo y los de operaciones, reduciendo los tiempos de espera desde que nace la idea de una aplicación hasta que se ve puesta en producción.

Utilizando el sistema de orquestación de contenedores del proyecto Kubernetes, Red Hat OCP ofrece un conjunto de funcionalidades adicionales que le convierten en la plataforma para la integración de entornos DevOps idónea:

• Permite la construcción de aplicaciones tradicionales, así como orientadas a la cloud. Un conjunto de plataformas middleware integradas para el desarrollo y eldespliege de aplicaciones.
• Ciclo de vida de desarrollo, construcción y despliegue de aplicaciones basadas en contenedores.
• Herramientas para la conversión del código fuente en una aplicación en ejecución gracias al proceso source-to-image.

Algunas de las funcionalidades clave tanto para desarrollo como para operaciones son:

• Auto-aprovisionamiento y multi-lenguaje.
• Automatización y colaboración.
• Basado en estándares y 100% Open Source.
• Escalabilidad web.
• Idóneo para su integración empresarial.


SOY DE OPERACIONES, ¿QUÉ VENTAJAS ME OFRECE?

1 – PROMOCIÓN ENTRE ENTORNOS:
La consolidación de entornos en una de las “utopías” del mundo IT.
La leyenda cuenta que lo que funciona en Desarrollo, debe funcionar en QA y, a su vez, en Producción. La realidad es… que con OpenShift se puede lograr. Debido a que todo lo que se desarrolla en contenedores está bajo los estándares de la Open Container Initiative, la promoción de una aplicación entre los diferentes entornos será “painless”. Se acabó el escuchar “en local me funciona”.
Además, gracias a los procesos de automatización de OpenShift, la promoción entre entornos puede delegarse a los responsables de los equipos DEV y QA.

2 – ESCALABILIDAD Y PLANIFICACIÓN:
OpenShift ofrece un servidor HA-Proxy integrado que recibe, por parte de la plataforma, las URL que registra dinámicamente en su ProxyPass. Cuenta, además, con soporte completo para la gestión de certificados.
Cuando Operaciones, o bien Desarrollo, solicitan a la plataforma escalar horizontalmente una aplicación, la plataforma se encarga de desplegar en los nodos que haya disponibles el número de réplicas que se le haya indicado. Una vez modificado el número de réplicas, OpenShift actualiza los registros del HA-Proxy, habilitando así el balanceo de carga. Por otro lado, OpenShift cuenta con un Scheduler que planifica el despliegue de las aplicaciones entre los nodos disponibles, diferenciando zonas y regiones, para un despliegue adecuado de entornos. Además, podemos optar por desplegar una aplicación basándonos, además de la región y la zona, en la carga del nodo.

3 – EQUIPOS Y ROLES:
OpenShift permite la gestión de roles que habilitarán un conjunto de operaciones u otras, a distintos usuarios, dentro de un mismo proyecto. Como ejemplo simple, podremos permitir que un usuario del equipo de QA/Testing pueda monitorizar el estado de un proyecto de Desarrollo, y cuando la aplicación se encuentre en ejecución en dicho entorno, promocionarla al entorno de QA o incluso… a Producción!!
Por ello, Operaciones, puede controlar quién puede hacer qué y en dónde. Además, gracias al uso de oAuth en OpenShift, podemos delegar en Github o Google como mecanismos de autenticación, aunque también podremos seguir usando los medios tradicionales con LDAP, Kerberos, SSO o HTTP, pues lo que prima es la seguridad ante todo.

 

 

Como hemos visto, las funcionalidades adicionales que ofrece Red Hat Openshift Container platform, más allá del motor de contenerización Docker y de la orquestración de Kubernetes, hacen de esta tecnología la idónea para la integración y promoción de entornos DevOps. Las plataformas middleware integrades facilitan las labores de despliegue, facilitando ciclos de vida, construcción y entrega ágiles y seguros. Procesos como el Source-to-Image permiten el desarrollo y entrega continuos (CI/CD) conviertiendo el código fuente en aplicaciones funcionales en ejecución. Y todo ello, en una única plataforma desplegable en entornos físicos, virtuales, en Clouds Privadas como Openstack, o en Clouds Públicos de múltiples vendors como Amazon AWS, Google o Microsoft Azure.

Sin duda, si quieres potenciar Agile, reducir los tiempos de “Time to market” y llevar a tu organización más allá del DevOps, Openshift Container Platform es tu mejor elección.


Si quieres conocer las ventajas que OpenShift ofrece a los equipos de Desarrollo, te invitamos a leer la primera parte de este Blog Post AQUÍ.